Facebook Twitter Instagram WhatsApp

En el envejecimiento podemos hacernos valer de un aliado muy importante para conservar las capacidades cognitivas y cerebrales, la alimentación. Está demostrado que determinados alimentos o alimentación evitan el desarrollo físico y mejoran la salud en general.

El cerebro necesita determinados nutrientes para poder funcionar a toda su capacidad y para ello algunos alimentos aportan estos nutrientes necesarios, permitiendo así que se fortalezca la memoria, la concentración, y el aprendizaje. De esta manera, con una dieta equilibrada, en la que se incluyan algunos de estos alimentos, y una vida sana se alargará la longevidad del cerebro. Algunos alimentos que nos pueden ayudar en esta labor son:

  • Pescados como el salmón, que aporta ácidos grasos. El cerebro necesita omega 3. para desarrollar funciones, y el salmón concentra un alto porcentaje de omega 3, por lo que es un alimento que debe estar en la dieta de todos. También hay otros pescados ricos en omega 3 como el atún, la trucha o las sardinas.
  • Las espinacas son ricas en luteína y ácido fólico. La luteína es una sustancia que actúa como protectora de las células cerebrales contra el efecto degenerativo y el ácido fólico es una vitamina que ayuda a potenciar la velocidad con la que procesamos la información.
  • Frutos rojos como la mora y arándanos. Las moras tienen un alto contenido de antioxidantes que ayudan a tonificar la memoria y a reducir la gravedad en enfermedades neurológicas. Los arándanos contienen vitamina E, que también es un importante antioxidante evita el declive de la memoria. Tanto la mora como los arándanos poseen antocianinas, el pigmento natural que les da su color característico pero que tiene la propiedad de reducir el daño progresivo en el cerebro.
  • Las nueces, almendras y otras semillas como las pipas de girasol. Son una importante fuente de omega 3, omega 6, vitaminas B6 y E. Estos alimentos reducen el deterioro cognitivo y permiten un mejor desarrollo de capacidades cognitivas.
  • El té verde, que contiene catequinas, las cuales ayudan al cerebro a evitar la fatiga y cansancio del cerebro a la vez mejoran la memoria. Además el té verde tiene la propiedad de fomentar la producción de dopamina, un neurotransmisor del cerebro.
  • El chocolate negro contiene sustancias naturales y beneficios antioxidantes que mejora la atención, favorecen la concentración y desarrollan la memoria. Se recomienda consumir hasta unos 30 gramos diariamente de chocolate negro con alta concentración de cacao para aprovechar todos sus beneficios.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *